Las autoridades de inmigración han detectado alarmantes irregularidades en procesos de residencia con inmigrantes que han utilizado actas de nacimiento de cubanos que son falsas.

Los documentos son utilizados por inmigrantes de todo de nacionalidades que buscan hacerse pasar por cubanos, para poder acceder a la residencia al año y un día de estar en Estados Unidos amparados por los privilegios de la Ley de Ajuste Cubano.

Según algunos abogados de inmigración el mercado negro de las actas de nacimiento de cubanos ha sido muy lucrativo, pues puden llegar a pedir entre 20 y 30 mil dólares por un acta de nacimiento emitida en Cuba.

Las autoridades de inmigración ha redoblado las medidas de seguridad para evitar este fraude.