Fidel Castro se reunió con Nicolás Maduro este domingo en La Habana e intercambiaron varios regalos.

Maduro le regaló a Castro un cuadro supuestamente pintado por el fallecido ex presidente venezolano Hugo Chávez. Por su parte Fidel le entregó a Maduro un escrito titulado "He vivido para luchar", donde rechaza las críticas por el incidente del barco norcoreano.

En dicho escrito Castro dice que todo ha sido un intento de "calumniar" a su régimen.

"En estos días recientes se intentó calumniar a nuestra Revolución, tratando de presentar al jefe de Estado y Gobierno de Cuba, engañando a la Organización de Naciones Unidas y a otros jefes de Estado, imputándole una doble conducta", escribió Castro.
 
También dijo que Cuba está "contra todas las armas nucleares"  y aseguró que  "ninguna nación, grande o pequeña, debe poseer ese instrumento de exterminio, capaz de poner fin a la existencia humana en el planeta".
 
El ex dictador caribeño expresó que Cuba nunca engañaría a la ONU.