Estrasburgo (Francia) - El opositor cubano Guillermo Fariñas se mostró hoy confiado en que "un día Cuba será libre", durante su discurso de aceptación en la Eurocámara del premio Sájarov, que recibe tres años después de que le fuera concedido por la negativa de La Habana a dejarle salir de la isla en 2010.

"Hace tres años no pude estar aquí y en mi lugar había una silla vacía. Hoy digo que Cuba será libre, gracias no a sus gobernantes sino a la voluntad de los ciudadanos", señaló el disidente, que recibió el aplauso de los eurodiputados.

Fariñas, que recibió el premio del vicepresidente del PE Giani Pitella, levantó el diploma con la mano izquierda y alzó el puño derecho, una acción que dijo "simboliza la fuerza de la esperanza que la democracia llegará algún día al pueblo cubano".
 
El Parlamento Europeo quiso reconocer con su premio la labor del periodista y psicólogo cubano en defensa de las libertades.
 
El disidente, que ha seguido más de una veintena de huelgas de hambre en protesta contra el régimen cubano, es uno de los símbolos de la oposición al castrismo en los últimos años.
 
Fariñas es el tercer opositor cubano, tras Oswaldo Payá (2002) y Las Damas de Blanco (2005), en conseguir el galardón europeo, por lo que el premiado ha querido agradecer al Parlamento Europeo "su apoyo a la lucha pacífica de los disidentes" en Cuba.
 
Agregó que la disidencia cubana "representa el poder de pueblo que no se resigna a vivir sin libertades".
 
Fariñas, que llegó este martes a Estrasburgo, recogió el Sájarov acompañado por su madre, Alicia Fernández, a quien quiso dedicarle el galardón.
 
"Cuando inicié las huelgas de hambre mi madre, con lágrimas en los ojos, me pidió que hiciera testamento. Yo le dije que no debería haberme enseñado tanto sobre los patriotas cubanos. Si estoy hoy aquí es por esta mujer", dijo Fariñas dirigiéndose a su madre.
 
Fariñas señaló que el haber podido viajar tres años más tarde a recoger el Sájarov "no se debe a que la situación en Cuba haya cambiado de forma esencial".
 
"En Cuba cambian cosas para que siga sin cambiar nada", dijo.
 
Tras su llegada a Estrasburgo (Francia), donde se celebran los plenos del Parlamento Europeo, Fariñas fue recibido por el alcalde de la ciudad alsaciana en recepción oficial, informaron a Efe fuentes parlamentarias.
 
El opositor alertó a los eurodiputados de que también en Europa "se pueden perder las democracias" y lamentó "la vergüenza que significa que persista un régimen como el de Bielorrusia".
 
Fariñas ha recibido el galardón de manos de Pitella y no del presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, quien participa en la cumbre de empleo en Berlín en que participarán 20 jefes de Estado y Gobierno incluido el presidente Mariano Rajoy.