Este miércoles llegó a Miami la primera pareja gay casada en Cuba, justo cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos reconocía los derechos legales de las parejas gay.

Ignacio Estrada y Wendy Iriepa llegaron a Miami representando a la comunidad gay independiente de Cuba, que marca su distancia con la organización oficialista que encabeza la diputada castrista Mariela Castro, hija de Raúl Castro, a quien ellos acusan de querer acaparar la lucha por los derechos de los homosexuales en Cuba, para capitalizarla políticamente en beneficio del régimen.

Estrada denunció a su llegada el confinamiento en 6 nuevas cárceles cubanas a más de 500 reclusos con VIH, que tienen como principal vía de infección la autoinoculación, que consiste en inyectarse el virus.

Iriepa fue de los primeros hombres gay que se convirtió en transexual a través de una operación que formó parte de un programa del gobierno, y que posteriormente entró en conflicto con la manera en que Mariela Castro maneja los intereses de la comunidad gay en la isla, convirtiéndose en una activista independiente.