Los cubanos que están en huelga de hambre en Panamá se cosieron la boca con alambre en señal de protesta frente a la sede de la cancillería panameña, para exigirle al gobierno que cumpla con sus promesas de darle la residencia permanente y trabajo.

Yudián Chala, uno de los cubanos en huelga, dijo que el grupo integrado por cinco hombres y dos mujeres están decididos a mantener la protesta.

Los huelguistas lanzaron la consigna "Solución o muerte", ante el estado actual de abandono al que lo han sometido las autoridades panameñas.

También ha dicho que se desangrarán ante la cancillería si no satisfacen sus demandas.