MIAMI - Un grupo de refugiados políticos cubanos han establecido temporalmente sus viviendas frente al Ministerio de relaciones exteriores de Madrid en protesta por el supuesto abandono de que han sido objetos por parte del gobierno español.

Los cubanos aseguran que para su inserción en la sociedad española se destinó a través del Fondo Europea de Ayuda para Refugiados unos 80 millones de euros, de los cuales ellos no han recibido ni un centavo.

"Este dinero fue robado por las ONGs y el gobierno español", afirmó el ex preso político Douglas Farsa, quien explicó que el dinero nunca apareció mientras que ahora ambas entidades se culpan mutuamente de su desaparición.

Las autoridades españolas aún no han dado respuesta al reclamo de los cubanos, quienes dijeron estar dispuestos a permanecer en esas condiciones hasta que se solucione su situación.