El gobierno de Venezuela ha enviado 20 médicos a Cuba, pertenientes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, con el objetivo de apoyar a las autoridades sanitarias de ese país, ante el brote de cólera que afecta la isla.

El brote de cólera fue detectado en la isla desde Junio, en la ciudad de Manzanillo, provincia de Granma, donde se reporta la mayoría de los 158 casos reportados hasta ahora por el Ministerio de Salud Pública de la isla.

El Ministerio de Salud de Venezuela informó que los médicos son del Batallón 51 de la ciudad de Barcelona, capital de Anzoateguí, en cuyo hospital "Luis Razetti" se procesan las muestras sospechosas de cólera de todo el país y que hasta ahora confirman que la enfermedad no ha llegado a Venezuela.

La Dirección de Epidemiología de Anzoátegui ha reforzado la vigilancia en puertos y aeropuertos del país y ha hecho un llamado a los Venezolanos a adoptar médidas básicas y tener especial cuidado al ingerir productos marinos que pueden estar contaminados con desechos que los barcos arrojan al mar.

Cuba y Venezuela mantienen acuerdos de cooperación que abarcan ámbitos como la salud, la educación y los deportes y por medio de los cuales alrededor de 44,000 profesionales y técnicos cubanos permanecen en Venezuela.

La infectóloga Ana Carvajal, de la Red de Sociedades Científicas Medicas de Venezuela, advirtió que cuando hay cólera en una zona, los "países cercanos corren el riesgo de infección. Y en la actualidad, la cantidad de personas que viajan de Venezuela a Cuba o de Cuba a Venezuela es mucho mayor".

La última vez que se supo de la presencia de casos de cólera en Venezuela fue en enero de 2011, cuando se detectaron dos casos en personas que habían participado en un matrimonio de República Dominicana donde se distribuyeron alimentos infectados por un brote detectado en Haití.