La estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) prevé comenzar a ofertar conexiones a internet a los hogares de la isla a finales de 2014, según dijo a Efe un directivo de esa compañía.
 
"Pensamos llegar a las casas con tecnología ADSL. Estamos tratando de desechar el acceso telefónico, ya que además de tener mala calidad, la red telefónica no está diseñada para ese tipo de acceso", explicó Jorge Legrá, director de Programas Estratégicos de ETECSA.
 
"Estamos hablando quizá del último trimestre de 2014", añadió Legrá, quien agregó que la experiencia se iniciará en zonas específicas del país que tengan las características técnicas adecuadas para implantar ese servicio.
 
En Cuba, con un porcentaje de conectividad a internet de un 15 por ciento, la gran mayoría de sus habitantes no puede tener acceso a la red en sus hogares, una posibilidad que solo se permite a determinados profesionales como médicos, periodistas, académicos, intelectuales o artistas.
 
El Gobierno de la isla privilegia el uso "social" y en locales públicos de internet y tradicionalmente ha culpado de sus problemas de conexión al bloqueo de EEUU porque esa política obliga a Cuba a acceder a la red mediante un enlace por satélite que hace la conexión lenta y cara.
 
Sin embargo desde 2011, Cuba cuenta con una conexión de fibra óptica gracias a un cable submarino tendido desde Venezuela y con el que, dos años después, el Gobierno de la isla ha procedido a aumentar los puntos públicos de acceso a la red y ampliar los servicios.
 
El pasado 14 de junio se abrieron en el país 118 nuevas salas de navegación donde, a través del portal nacional "Nauta", se ofertan cuentas permanentes o temporales para navegar por la red o disponer de correo electrónico, entre otros servicios.
 
Sin embargo las tarifas de estos servicios aún son muy elevadas para los bolsillos de los cubanos: en un país donde el salario medio mensual no llega a 20 dólares, una hora de conexión a internet en estos locales cuesta 4,5 pesos convertibles (CUC, la moneda fuerte de las dos en circulación en Cuba y equivalente a un dólar).
 
El director de Programas Estratégicos de ETECSA reconoció a Efe que la principal preocupación de los usuarios es el elevado precio de estos servicios y explicó que la intención es ir ajustando las tarifas paulatinamente.
 
Jorge Legrá destacó que la acogida de estas nuevas salas de internet ha sido "buena" y "positiva" entre la población cubana y precisó que, en los primeros quince días de funcionamiento, ETECSA vendió unos 11.000 servicios, la mayoría cuentas permanentes o tarjetas prepago para navegar en la red.
 
En esos nuevos puntos de internet, los usuarios deben presentar sus documentos de identidad para contratar cualquier servicio, lo que según Legrá no es más que una "medida de seguridad" para detectar a responsables de eventuales ataques informáticos.
 
Otra de las normas en esas salas de navegación es que ETECSA puede suspender la sesión de navegación por internet si el usuario incurre en "alguna violación de las normas de comportamiento ético que promueve el Estado cubano".
 
Tras la puesta en marcha de estas salas, la empresa de telecomunicaciones cubana proyecta a corto y medio plazo ampliar los servicios con la apertura de otras diez nuevos locales de navegación y la puesta en marcha este mismo año de wi-fi (internet inalámbrico) de pago en áreas cerradas como hoteles o centros de negocios.
 
También para este año ETECSA se plantea la posibilidad de ofertar el acceso desde teléfonos celulares a los correos del dominio local @nauta.cu.
 
No se descarta ofrecer acceso a internet desde teléfonos móviles pero a más largo plazo, a finales de 2014.
 
Los plazos para poner en marcha estos servicios depende, según dijo Legrá, "del proceso inversionista" del Estado cubano, que subsidia el acceso a internet.
 
"Las inversiones en telecomunicaciones son bastante caras y los procesos de obsolescencia son muy rápidos. Cuba es un país subdesarrollado y bloqueado, tiene que buscar las tecnologías que mejor se adaptan y que tengan más durabilidad en el tiempo para poder amortizar esa inversión", argumentó este directivo de ETECSA.