MIAMI - La prensa oficial ya ha denunciado algunos casos. Existe una nueva Ley de la Vivienda, pero parece letra muerta ante la gran cantidad de casos de ilegalidades, que en la práctica parecen no tener solución, a pesar de que la ley es bien clara al respecto.

Según un artículo de Julio César Álvarez en Diario de Cuba, existen ilegalidades permitidas por la propia Ley, como las falsas donaciones. Según la nueva Ley de la Vivienda el propietario de un inmueble lo puede donar a quien desee. De ahí que traficantes de drogas, y malversadores del erario público, para poner dos ejemplos, puedan hacerse de propiedades de este tipo sin tener una cuenta bancaria como lo exige la ley en el caso de compra venta.

Solo tienen que buscarse un donante, y pagarle un poco más de lo que vale la casa o el apartamento. Todo eso hecho por detrás del tapete, como decimos en Cuba para referirnos a alguna cosa ilegal. Es ingenuo pensar que tantos propietarios estén donando sus casas a perfectos extraños, sin que medie pago. Pero esa es la naturaleza del cubano: cuando no llega, se pasa.

Para más detalles sobre esta información visite Diario de Cuba