WASHINGTON - El gobierno estadounidense condenó este miércoles los arrestos de casi 50 activistas a favor de la democracia en Cuba durante el funeral del disidente Oswaldo Payá, algunos de los cuales fueron golpeados durante su detención.

"El hecho de que esto ocurriera mientras cientos de personas se reunieron pacíficamente para conmemorar la vida de uno de los primeros cubanos defensores de derechos humanos no hace sino subrayar la importancia de la lucha de Payá en nombre del pueblo cubano", señaló en un comunicado la Casa Blanca.

Video: Paya el exilio acusa

Video: entrevista en Miami

Video sin editar: el entierro de Payá

Video sin editar: arrestos durante funeral

Oswaldo Payá, una de las figuras emblemáticas y más prominentes de la oposición en Cuba, falleció en un accidente de tráfico ocurrido el pasado domingo en la ciudad oriental de Bayamo, junto al también cubano Harold Cepero, de 31 años y miembro del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), que lideraba Payá.

"Condenamos la detención de cerca de 50 activistas pro-democracia por el Gobierno cubano durante las ceremonias fúnebres de Oswaldo Payá esta semana. Algunos de los detenidos fueron golpeados en el momento de su detención según reportes", indicó la Casa Blanca.

Estos arrestos, agregó, son una "prueba contundente" del clima de "represión" en Cuba y recordó la detención el pasado 9 de junio de Jorge Luis García Pérez, después de que testificara ante un subcomité del Senado de EE.UU. sobre los abusos de derechos humanos en Cuba.

Estados Unidos hizo un llamamiento al Gobierno cubano a respetar las libertades fundamentales reconocidas internacionalmente, incluido la libertad de expresión, "en vez de arrestar a sus ciudadanos por ejercer pacíficamente estos derechos universales que están protegidos y promovidos por los Gobiernos en todo el mundo".

La Casa Blanca expresó su deseo de que llegue el día en el que "la población cubana pueda vivir en una sociedad libre por la que trabajó tan duro Oswaldo Payá durante toda su vida".
Los restos mortales de Payá, de 60 años, recibieron sepultura en el Cementerio de Colón de La Habana tras un funeral oficiado por el cardenal Jaime Ortega, máxima autoridad católica en la isla, en la parroquia que solía frecuentar el líder disidente.

Al finalizar ese acto religioso y cuando el cortejo se encaminaba hacia el camposanto, algunos disidentes fueron detenidos en los alrededores del templo y trasladados a dependencias policiales, según denunció la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), que lidera Elizardo Sánchez.

Entre los arrestados figuran el psicólogo y periodista independiente Guillermo Fariñas; Antonio González Rodríguez; su esposa, Ailer; Julio Aleaga; Ricardo Medina y Pavel Herrera, dijo Sánchez a Efe.