La baja en los precios del níquel y una ralentización del crecimiento en la mayor parte de Europa afectaron en 2013 a la economía cubana, que creció hasta cerrar el año con un 3 %, cifra que se mantendrá en 2014, informó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
 
Según el balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe, la economía cubana registrará en 2014 un crecimiento que se mantendrá en el mismo 3 %, igualando los dos años previos.
 
La desaceleración en la economía europea impactó directamente el nivel de turismo en la isla, mientras la baja en el precio del níquel significó una menor recepción de ingresos externos.
Esta situación se agravaría considerando el bloqueo económico, comercial y financiero todavía vigente sobre la isla caribeña, sostiene el documento.
 
De acuerdo con la institución internacional, este año en Cuba se implementaron medidas en distintos sectores de la economía, en el contexto de los Lineamientos de la Política Económica y Social (LPES).
 
La implementación de una política fiscal de racionalización del gasto público, según el informe, logró alcanzar recursos superavitarios en ciertos sectores.
 
Por lo anterior, se prevé que el déficit fiscal cierre este año en el equivalente al 3,6 % del producto interior bruto (PIB).
 
Además se emprendieron medidas complementarias en el sector agropecuario y se continuó con el proceso de separación de las funciones estatales de las empresariales en los distintos ministerios.
 
Y por último, se promovió la creación de formas de gestión económica no estatales como las cooperativas no agropecuarias.
 
A ello se suma el estado del salario medio real de los trabajadores, que desde la Cepal aseguraron que se mantiene estable y se estima que el desempleo se sitúe en niveles similares a los anotados en 2012 (3,8 %).
 

"Como parte de las políticas del Gobierno para fomentar el empleo en actividades no estatales, se pretende ampliar el rango de actividades que antes manejaba el Estado", señaló la Cepal en su informe.