LA HABANA (AP) -- Miles de habaneros se quedaron sin luz desde el miércoles por la noche debido a un incendio y varias explosiones del sistema eléctrico soterrado.

Unos vecinos de La Habana Vieja, el casco histórico de la capital y patrimonio de la humanidad, sufrieron un corte de energía sobre las nueve de la noche del miércoles, tras un incendio en un edificio de apartamentos.

Otros, unas cuadras más allá, escucharon explosiones en los equipos bajo tierra instalados para brindar energía a media mañana del jueves y también perdieron el servicio.

No quedó claro en lo inmediato si el incendio ocasionó las explosiones o una explosión provocó el fuego. No se reportaron ni heridos ni muertos en ninguno de los dos lugares, constató la AP.

Un técnico presente en el lugar del incendio indicó que todavía se investigaban las causas.

El área afectada alcanzó al mediodía del jueves unos cuatro kilómetros cuadrados.

"Escuchamos la explosión y cuando salí al balcón vi la candela y el humo. No sabíamos qué hacer", contó a la AP Mayra González, quien vive frente al edificio siniestrado y en ese momento del miércoles por la noche veía televisión. "Nos quedamos afuera (de la casa) hasta las 12 de la noche porque teníamos miedo".

Muchas tiendas, un banco, hoteles y negocios trabajaban con plantas eléctricas pero sin aires acondicionados, en una temporada particularmente calurosa.

Jens Peter, un turista alemán albergado en un hotel dijo que la energía se cortó por la noche del miércoles y que en el edificio que ocupaba no hubo generador eléctrico por lo que se fue además de la luz, el agua.

"No hay nada. Pusieron velas en las habitaciones", comentó Peter.

Por la mañana del jueves algunos dependientes de tiendas a unas cuadras del edificio incendiado dijeron haber escuchado otras explosiones y sobre las 10 de la mañana también se quedaron sin luz.

La Habana Vieja es uno de los municipios de mayor densidad poblacional de Cuba y hogar de unas 91.000 personas, además de importante polo turístico. La UNESCO la declaró patrimonio de la Humanidad en 1982.