Estudiantes indocumentados y activistas de la Florida amanecieron acampando frente al Centro de Detención del Condado Broward en solidaridad con inmigrantes detenidos y en rechazo a una falta de solución política con respecto a la reforma migratoria estancada en el Congreso de Estados Unidos.

Con gritos de "sí se puede", los activistas buscan presionar a los actores políticos para que actúen de una vez para solucionar la situación migratoria de 11 millones de indocumentados que viven en las sombras en el país,

Algunos de los activistas, incluso, han llevado su protesta más allá y llevan varios días en ayuno para mostrar su firmeza en un tema que tanta polémica y sensibilidad genera en quienes apoyan y en quienes rechazan una reforma  migratoria.

Los activistas de diferentes grupos pro-reforma están en el lugar realizando sus reclamos desde el pasado viernes y permanecerán en el lugar hasta el próximo martes.