Cientos de conductores en el Metroplex están tras el volante con miedo a ser detenidos, ya que estos, por su estatus migratorio, no pueden tener una tener licencia ni tampoco seguro de auto.

Esto es un problema común en todo el país, es por eso que la propuesta de Ley HB 3206, la cual propone otorgar a los inmigrantes indocumentados un permiso para poder manejar, está tomando fuerza en la legislatura estatal.

Y es que este proyecto de ley fue aprobado por el Comité de Asuntos Estatales de la Cámara, pero ésta todavía tiene que ser aprobada por la cámara de diputados y el senado, antes que el gobernador Rick Perry la pueda revisar.

Roberto Alonzo, Representante Estatal del Distrito 104, dijo que esto es muy importante para la comunidad, ya que estas personas se sienten inquietas por no traer una licencia y el trato que reciben de la policía no es bueno.

Expertos aseguran que este proceso no va a ser fácil, ya que actualmente el Estado prohíbe la emisión de una licencia de conducir a quien no pueda comprobar la ciudadanía de este país.