NUEVA YORK – El alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg pone en vigor dos nuevas leyes para prohibir las deportaciones en dicho estado.

Los proyectos de ley se realizaron en colaboración con las autoridades migratorias y oficiales estatales.

Dichas leyes prohibirán al Departamento de Prisiones y a la policía neoyorquina entregar inmigrantes a las autoridades migratorias por delitos menores.

Bloomber destacó que estas nuevas leyes son necesarias en la ciudad, puesto que el 40% de la población de Nueva York son inmigrantes.

“La ciudad valora las contribuciones de los inmigrantes y estos proyectos de ley forman parte de los continuos esfuerzos de esta administración para equilibrar la protección de la seguridad pública y la seguridad nacional con asegurar que Nueva York es la ciudad del mundo más abierta a los inmigrantes”, añadió Bloomberg.

Estas leyes surgen luego de que en el 2012 se aprobara el programa de Comunidades Seguras, el cual sugiere enviar las huellas digitales de cualquier detenido al Departamento de Seguridad Interna del gobierno federal para verificar su estado legal. De comprobarse que los apresados no poseen la documentación adecuada para permanecer en Estados Unidos, estos son entregados a la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

ICE luego exige retener a los detenidos por más tiempo con el fin de concretar las deportaciones.

Las leyes aprobadas este lunes prohibirán dichas retenciones.