DENVER (Colorado) - Una propuesta para otorgar licencia de manejar en Colorado a quienes residen ilegalmente en Estados Unidos fue aprobada por un comité del Senado estatal, un cambio en un estado que hace siete años aprobó estrictas leyes para regular la inmigración.

El proyecto de ley fue aprobado este miércoles en el Comité Judicial del Senado por tres votos a favor y dos en contra de acuerdo con las líneas partidistas, con los demócratas a favor. Aún falta que el pleno de la cámara alta apruebe la propuesta.

El senador demócrata Jessie Ulibarri, patrocinador del proyecto, sostuvo que los inmigrantes que viven en el país manejan ya por las carreteras de Colorado, por lo que todo el mundo resultaría beneficiado si tuvieran licencia de manejar, seguro de automóviles y conocieran las normas de tránsito.

El senador republicano Steve King, un ex policía, dijo antes de la audiencia que en su opinión el proyecto podría mejorar la seguridad pública, por lo que se inclinaba por su aprobación. Sin embargo, dijo también que todavía sentía profundos sentimientos contradictorios por ella.

"Le dije ayer al senador Ulibarri en mi oficina que en mis últimos seis o siete años en la legislatura, pocos proyectos de ley me provocaron sentimientos tan contradictorios como este", indicó King.

De acuerdo con el proyecto, los inmigrantes sin permiso de residencia tendrán que aprobar un examen de conducir y demostrar que pagan impuestos estatales y federales. Deben mostrar además un documento de identidad de su país. Ulibarri dijo que la razón de solicitarles el documento es que los inmigrantes demuestren que han puesto su presencia bajo conocimiento del estado.

La licencia mostrará que no son ciudadanos de Estados Unidos, por lo que no podrá ser usada para votar, tomar un avión o encontrar trabajo.

Los jefes de policía de los condados de Colorado respaldan la medida.

Nuevo México, Illinois y Washington permiten la obtención de licencias de manejar a los inmigrantes que se encuentran en el país sin permiso. Utah les concede una licencia que no puede ser utilizada como identificación.

Los republicanos de Colorado sostienen que el proyecto va demasiado lejos y que los legisladores estatales deberían esperar a que el gobierno federal actúe al respecto. El legislador Kevin Lundberg teme que la medida envíe el mensaje de que está bien violar la ley federal.

"Me preocupa que esta política animará a más personas a venir a Colorado ilegalmente", insistió.

King dijo que Ulibarri hizo grandes esfuerzos por atender las preocupaciones de los opositores al proyecto de ley, pero comprende sus dudas.

Los partidarios del proyecto sostienen que la opinión pública sobre los que residen ilegalmente en Colorado está cambiando.