CENTRO DE REDACCION - La nueva regla anula las penalidades para los cónyuges, hijos menores de edad solteros y padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses que hayan permanecido en Estados Unidos sin autorización.

La Ley del Castigo, aprobada por el Congreso en 1996, sancionaba con tres años fuera de Estados Unidos a indocumentados que permanecieron menos de un año como indocumentados, y elevaba la sanción a 10 años si la estadía ilegal superaba el año.

El gobierno anunció este miércoles a través de un comunicado del Departamento de Estado, que el 4 de marzo entran en vigor las nuevas regulaciones, cambios que benefician a los indocumentados que esperan dentro de Estados Unidos un ajuste de estatus. 

Según el New York Time, la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Janet Napolitano, anunció el cambio por medio de un comunicado la publicación de una norma definitiva en el Federal register (Registro Federal, Diario Oficial del gobierno). Las nuevas normas o reglamento reduce el tiempo que los ciudadanos estadounidenses están separados de sus familiares directos (cónyuge, hijos y padres), que están en el proceso de obtención de visas para convertirse en residentes legales permanentes bajo ciertas circunstancias.

Napolitano explicó que la regla final establece un proceso que permite a ciertos individuos solicitar una exención provisional de presencia ilegal antes de salir de Estados Unidos para asistir a las entrevistas en sus países de origen, todo ello como parte del proceso de obtención de la residencia legal permanente.

Para leer el comunicado oficial, dale click aquí

El reglamento final "facilita el proceso de inmigración legal y reduce la cantidad de tiempo que los ciudadanos estadounidenses están separados de sus familiares más cercanos que se encuentran en el proceso de obtener una visa de inmigrante", dijo Napolitano en el comunicado.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo que había recibido más de 4 mil comentarios públicos en respuesta al reglamento que fue pubicado en el Registro Federal el 2 de abril del año pasado.

"La ley está diseñada para evitar dificultades extremas para los ciudadanos de Estados Unidos, que es precisamente lo que logra este nuevo reglamento", dijo Alejandro Mayorkas, director de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigracion (USCIS). Agregó que el cambio tendrá un impacto significativo en familias estadounidenses al reducir el tiempo de espera de familiares que regularizan sus estados migratorios.
 
En cuanto al proceso, el USCIS publicará un nuevo formulario, Formulario I-601A, Solicitud de Exención Provisional por Presencia Ilegal, para que los individuos lo utilicen para solicitar bajo el nuevo proceso.

La ley de inmigración vigente señala que los familiares inmediatos de ciudadanos estadounidenses que no son elegibles para ajustar su estatus en Estados Unidos para convertirse en residentes permanentes, deben salir el país y obtener una visa de inmigrante en el extranjero. Si el tiempo de estadía indocumentada sobrepasa los 180 días, la espera fuera del país es de tres años.

Si la permanencia indocumentada indocumentada supera el año o los 365 días, la estadía obligada fuera del país se eleva a 10 años. Al final de ese tiempo el inmigrante debe hacer un trámite consular para conseguir un perdón y poder reingresar a Estados Unidos.