El congresista, Ben Quayle presentó un recurso para intentar detener la acción administrativa, conocida como "Acción Diferida" anunciada el pasado 15 de junio a favor de jóvenes indocumentados que cumplan ciertos requisitos. Se trata de la  "Prohibición a la Ley de Amnistía del 2012".

El proyecto de ley prohíbe la ejecución de políticas relativas al ejercicio discrecional de la fiscalía por parte del Secretario de Seguridad Nacional, tal como se indica en el documento de la secretaria Janet Napolitano, la semana pasada.

"El presidente Obama y la decisión de la Secretaria Napolitano para poner fin a la aplicación de muchas de las leyes de inmigración de nuestra nación es impresionante, tanto en su arrogancia como en su falta de visión", dice en su página web oficial el congresista.

En el mismo sitio web, el congresista agrega:"Es un reproche directo al principio de los tres poderes iguales del gobierno señalados en nuestra Constitución y en términos más generales, a todo nuestro sistema de leyes".

Más adelante dice: "Mi proyecto de ley, es la " prohibición a una Ley de Amnistía del 2012 ", el cual prohíbe la aplicación del presente documento, que es "indignante".

Espero que el Congreso -agrega- se una a mí en la adopción de medidas inmediatas para respetar las leyes de nuestra nación. Es hora de que el Congreso envie un mensaje fuerte y claro a la administración de Obama, de que sus esfuerzos por eludir el poder legislativo e ignorar las leyes de nuestra nación no es posible".