Los Ángeles - Varias organizaciones sociales, cívicas y sindicales pidieron una reforma migratoria en una caravana de vehículos y autobuses en California, como parte de una campaña nacional que presionará a los republicanos en sus respectivos distritos.

Los manifestantes exigieron a la Cámara de Representantes que apruebe una reforma migratoria con derecho a ciudadanía antes de que concluya el año.

Manifestantes de todo el estado se encontraron en Bakersfield, donde el congresista republicano Kevin McCarthy tiene su oficina.

McCarthy ejerce como "majority whip" en la Cámara Baja, un papel de liderazgo en su partido que conlleva persuadir a sus compañeros republicanos para que apoyen las posiciones legislativas del grupo político.

La propuesta de reforma migratoria con una vía para la ciudadanía fue aprobada en el Senado en el pasado mes de junio, pero aún debe ser ratificada por la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, donde algunos legisladores han mostrado ya sus reticencias a una reforma integral y han expresado su preferencia por la posibilidad de otorgar sólo estatus legal.