LOS ANGELES - Cuatro jóvenes identificados como inmigrantes sin permiso de estancia en el país fueron arrestados el jueves durante una manifestación en favor de una propuesta estatal de ley que pide limitar la participación del gobierno en el programa migratorio llamado Comunidades Seguras, informaron autoridades.

Nick Lotorto, de 32 años, Luis Enrique González, de 22, y Claudia Rueda y Marco Pérez, ambos de 17, fueron detenidos afuera de la cárcel del condado de Los Angeles, en el centro de la ciudad, por incumplimiento de una orden de dispersión, dijo Horace Frank, capitán del Departamento de Policía de Los Angeles.

Las estadounidenses Yolanda Muñiz, de 34 años, y Verónica Martínez, de 22, también fueron arrestadas. La primera por agredir a un bombero y la segunda por incumplimiento de orden de dispersión, agregó el agente.

Los arrestos ocurrieron después de que más de tres decenas de jóvenes inmigrantes, muchos de ellos sin documentos para vivir en el país legalmente, realizaron una manifestación y marcha afuera de la cárcel sin el permiso municipal correspondiente, de acuerdo con la policía y el Departamento del Alguacil del Condado de Los Angeles.

A gritos de "Indocumentado, sin miedo", los jóvenes marcharon en círculo por la pista de una intersección aledaña a la cárcel, bloqueando el tráfico durante alrededor de una hora para resaltar su apoyo a la propuesta de ley conocida como la Ley de la Confianza.

De ser aprobada, la propuesta prohibiría que agentes del orden detuvieran a los arrestados mientras el ICE revisa su estatus migratorio, a menos que la persona tenga antecedentes penales o esté acusado de delitos violentos o graves.

La propuesta ha sido aprobada por ambas cámaras de la Legislatura y se encuentra en el escritorio del gobernador, quien no ha dicho si la promulgará.

"Estoy cansado de que el alguacil esté deportando a nuestras familias y para decirle al gobernador que firme la Ley de la Confianza porque las familias no deben ser separadas", dijo González minutos antes de ser arrestado, mientras estaba sentado sobre una manta al lado de cuatro compañeros.