PHOENIX – El gobierno de Arizona quiere establecer como delito que los inmigrantes soliciten trabajo en las calles. ¿Cómo quiere lograrlo? A través de la ley aSB1070.

La medida impediría que los trabajadores sean recogidos en las calles para cumplir con sus tareas o en su defecto que soliciten trabajo en las esquinas.

Ello no sólo criminaliza a los trabajadores, sino a aquellos conductores que los recojan.

Pulsa aquí apra conocer todo acerca de la SB1070.

La Oficina de la gobernadora, Jan Brewer, interpondrá una apelación ante la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Distrito, en San Francisco, California, para derogar la decisión de la juez federal Susan Bolton.

La Oficina de Brewer, sostiene que la provisión de la SB1070, constituye una forma de controlar el tráfico, lo que es una meta legítima de las autoridades estatales.

Bolton apuntó que la restricción parece ser menos sobre el tráfico y más sobre los jornaleros, ya que sólo se aplica a aquellos que están buscando trabajo.