Joe Arpaio no quiere cambiar, y así lo dijo a Telemundo este alguacil conocido por su mano dura contra los inmigrantes.

Arpaio no quiso decir nada sobre el fallo del juez federal que dictaminó que su oficina del condado Maricopa, en Arizona, utiliza el perfil racial contra los hispanos. Lo único que expresó es que espera la apelación.

Sin embargo, sí fue enfático en que él no va a cambiar la forma como operan las detenciones, las cuales han sido durante años cuestionadas y vinculadas con discriminación.

De igual forma, Arpaio negó que el acercamiento que está tratando de buscar con la comunidad de origen hispano tenga que ver con la vigilancia que mantiene el Departamento de Justicia sobre su accionar.

Recientemente Arpaio anunció también que iba a quitar la carne del menú en la prisión para ahorrar dinero. "No necesitan carne", dijo Arpaio. Explicó que si los reos quieren carne, pues que no vayan a la cárcel, en una alusión a que entonces no cometan delitos.