El proceso para sacar una visa es algo largo y tedioso y que todos queremos evitar. Pero ahora una ola de estafas está haciendo que este trámite sea aún más difícil y peligroso.

Como si fueran empleados del servicio de inmigración y ciudadanía de Estados Unidos, los estafadores se comunican con los inmigrantes que están solicitando una visa y les piden una cuota adicional para poder seguir con el proceso.

Algunas personas han dicho que los estafadores piden información personal como un número de cuentas bancarias o el número de seguro social. Al negarse, los presuntos ladrones amenazan con hacer un arresto.

“Ha sido un fraude, un ‘scam’, estamos recomendando que la gente tenga mucho cuidado. Cuando reciban ese tipo de llamada, que terminen la llamada y desconecten la llamada” dijo Alfonso González vocero de Better Business Bureau.

Pero estos estafadores se han vuelto muy audaces, ya que no solamente cuentan con los nombres de las personas que están tramitando las visas, sino que también cuentan con el número oficial del servicio de inmigración que es captado en el identificador de llamadas de los teléfonos.

La organización “BBB” recomienda que si usted recibe una llamada similar a la que le estamos describiendo, que cuelgues el teléfono, que no compartas información con otras personas y que evites hacer un giro de dinero a desconocidos.