Después del ajetreo de fin de año y las fiestas, nos podemos ahora relajar un poco. Una buena razón para ir al cine. Y siempre con varias películas para escoger, de todos los géneros.