LOS ANGELES - A Kevin Spacey le encanta ser parte de lo que llama "un nuevo paradigma": televisión por internet tan convincente y bien producida como cualquier programa de televisión.
 
Spacey fue nominado el jueves a un Premio Emmy por su actuación en "House of Cards", la serie original de Netflix que consiguió nueve candidaturas en total.
 
"Estoy tan contento por la serie y tan contento por Netflix ... porque es un gran reconocimiento al show y su calidad", dijo Spacey, quien también es productor ejecutivo del programa. "Para nosotros el haber obtenido... nueve nominaciones, para lo que en realidad es, de muchas maneras un nuevo paradigma, es muy emocionante".
 
La televisión por internet es una nueva frontera con reglas nuevas. Por ejemplo, Netflix no exigió que "House of Cards" comenzara con un episodio piloto que presentara a los personajes principales y los hilos narrativos de la historia, lo que le dio a los escritores la libertad de crear un suspenso evolutivo natural.
 
"Cambia el proceso creativo de cómo se escribe una serie", dijo Spacey, de 53 años. "Cuando nos encargaron 26 episodios - o capítulos, como nos gusta llamarles - fue notable para nosotros porque significó que podíamos simplemente poner manos a la obra y contar la historia".
 
El modo en que el programa se ha distribuido - los 13 episodios disponibles de una vez - también le ofrece al público más opciones en cuanto a cómo consumirlo.
 
Tal flexibilidad creativa atrae a escritores, directores y actores de cine, como Spacey, al mundo de la televisión.
 
"Para quienes queremos narrar historias conducidas por personajes y no por explosiones ... Para mí tiene sentido que los mejores escritores y directores y actores y narradores vayan a la tierra que esté fértil", dijo. "Ahora está muy fértil, obviamente. El negocio del `streaming' está fértil, y el negocio de la televisión está en su estado usual".