Facebook, la red social más grande en Internet, es a donde vas cuando quieres saber lo que están haciendo tus amistades. Ahora quiere ser la fuerza que determina lo que ves, escuchas, lees y compras.

En pocas palabras, Facebook quiere ser no solamente el sitio en Internet donde pasas una gran cantidad de tiempo, sino algo que defina tu vida cuando estás conectado o conectada - y cuando no lo estás también.

Esta red social no se está convirtiendo en un proveedor de productor mediáticos, como Apple y Amazon. Más bien, se está asociando con compañías que distribuyen música, películas, información y juegos, en el proceso de posicionarse a sí misma como el canal donde se consiguen y consumen noticias y entretenimiento. Sus más recientes socios incluyen Netflix y Hulu para video, Spotify para música, The Washington Post y Yahoo para las noticias, y Ticketmaster para las entradas de conciertos.

La evolución que está llevando a cabo esta red puede facilitar a los usuarios el proceso de decidir en qué invertir su tiempo y dinero. Pero también tiene el potencial de que descarten puntos de vista e información alterna que no es compartida por su lista de amistades.

Para leer el artículo completo, visita esta página.