Londres- El español Celler de Can Roca (Girona) puso hoy fin al reinado gastronómico de la cocina danesa de Noma y se coronó al frente de la lista que elabora la revista "Restaurant", como el mejor restaurante del mundo con su fusión de cocina tradicional y creatividad de vanguardia.

Los chefs más respetados del planeta asistieron esta tarde a un acto en la sala Guildhall de Londres para anunciar la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo, según la publicación gastronómica británica, un prestigioso ranking que había encabezado Noma en las últimas tres ediciones.

Entre los latinoamericanos, D.O.M perdió dos puestos respecto al pasado año y quedó sexto, mientras que Astrid y Gastón avanzó 21 puestos, hasta el décimo cuarto, y el mexicano Pujol ascendió hasta la décimo séptima plaza, mejorando la trigésima sexta que logró el pasado año.
 
Tras dos años aguardando en el segundo puesto, Joan, Jordi y Josep Roca, los tres hermanos que dirigen el Celler, pudieron celebrar en Londres, en una ceremonia conocida como los Óscar de la gastronomía, uno de los mayores reconocimientos a los que puede aspirar un restaurante.
 
La "cocina emocional" de los Roca ha desbancado a la propuesta nórdica de Noma, que en 2010 tomó el testigo de Ferran Adrià con El Bulli, como mejor restaurante del mundo y que este año vive una de sus temporadas más grises.
 
Hace poco más de dos meses, el universo gastronómico se vio sacudido por la noticia de que 63 personas habían sufrido una intoxicación estomacal en el restaurante de Copenhague, un episodio que recordó lo sucedido en 2009 en The Fat Duck, en Londres, donde unas ostras provocaron el malestar de decenas de comensales.
 
En el Celler, la cocina es un juego a tres bandas: Joan dirige la cocina, el mundo salado; Jordi coordina la repostería, el mundo dulce, y Josep, sumiller, gobierna el mundo líquido.
Los tres hermanos crecieron entre los aromas de guisos que inundaban la sala del restaurante que sus padres regentaban en Taialà, un barrio a las afueras de Girona, un comedor que fue su sala de estar y su cuarto de juegos, el lugar donde se fraguó su pasión por la gastronomía.
 
Décadas después, aquellos tres niños, ya adultos, son los responsables del mejor restaurante del mundo para "Restaurant", un lugar en el que la vanguardia creativa se une con la memoria de generaciones de antepasados que se han dedicado en su familia a dar de comer a sus clientes.
 
La lista de 50 establecimientos que encabezan los Roca se elabora a partir de la opinión de más de 900 críticos, chefs, restauradores y gastrónomos de todo el mundo, que emiten hasta siete votos cada uno, tres de los cuales, como mínimo, deben ir a parar a restaurantes de una región distinta a la suya.
 
Para la publicación gastronómica, el restaurante de los hermanos Roca ha obtenido reconocimiento mundial "por su combinación de platos tradicionales catalanes con técnicas innovadoras" así como por la "pasión y amabilidad" de sus dueños.

Además del Celler de Can Roca otros cuatro restaurantes españoles aparecen en la lista de "Restaurant", dos de ellos entre los diez primeros puestos.
Mugaritz (Guipuzcoa) perdió el tercer puesto que obtuvo el pasado año para dejar paso al italiano Osteria Francescana, mientras Arzak, también de Guipúzcoa, mantuvo la octava plaza que se aseguró en 2012.

Quique Dacosta (Alicante) dio por su parte un salto adelante de catorce puestos en el ránking para situarse en la vigésima sexta posición, mientras que el Asador Etxebarri (Vizcaya) retrocedió trece posiciones, hasta la 44.