Durante la temporada alta, cuando los aviones van con más pasajeros, es especialmente importante escoger bien dónde te quieres sentar. Para tener mayores opciones, reserva tu vuelo a tiempo y selecciona las butacas al momento. Los buenos asientos, en especial los que no cuestan extra, son los primeros que se llenan.

-Para una mejor vista de las nubes y el terreno, evita los asientos con ventana donde están las alas del avión.

-Escoge los asientos que dan al pasillo para fácil acceso al compartimiento de almacenamiento y a los baños, así como para tener más oportunidades de estirarte y salir más rápido al momento de desembarque.

-Considera sentarte cerca de los baños si viajas con niños.

-Para quienes duermen durante el vuelo, los asientos con ventana son convenientes.

-Opta por la parte trasera del avión si quieres estirarte; por lo general esta área va con menos personas.

-Escoge los asientos del frente si quieres salir del avión rápido, lo que es conveniente si vas a tomar un vuelo de conexión. Esta área suele ser también la más tranquila y con menos turbulencia.

-Si tiendes a sufrir de mareos, escoge los asientos que dan hacia las alas del avión, o los asientos en las primeras filas, pues son las áreas de mayor estabilidad.

-Para un diagrama de los asientos de acuerdo a la línea aérea, visita Seatguru.com, que también incluye información sobre los ofrecimientos durante los vuelos.