Como todos sabemos, el 12 de octubre de 1942 es la fecha en la que se establece el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón y su tripulación. Pero, sobre todo, es la fecha en la que dos mundos, dos realidades distintas colisionaron, en desigualdad de condiciones, intentando sobreponerse una sobre la otra.

También es la fecha en la que nuestro linaje comenzó extenderse, donde nuestro idioma comenzó a labrarse, la tradición y cultura se inauguró, según cada región, dando lugar a una idiosincracia peculiar y única. Es la fecha en la que la historia de la humanidad cambiaría para siempre.

Muchos aseguran que no fue Colón el primer en llegar, que los nórdicos Vikingos anclaban en estas costas siglos antes que él y demás afirmaciones. También existe una teoría ampliamente documentada que asegura que, antes de que los europeos descubrieran américa, los americanos descubrieron Europa. ¿Cómo es ésto? Muy sencillo. Se han descubierto numerosos murales y documentos en México en los que se representa el viaje de un grupo de mayas cruzando los mares y arribando a unas tierras con grandes catedrales, sorprendiéndose frente a animales de cuatro patas sobre los cuales montaban “esos aborígenes”, animales con jorobas que viven en los desiertos e, incluso, dibujos que representaban la religión que hallaron en Europa, en la que una multitud adoraba a un hombre mutilado en una cruz.

Los historiadores aseguran que lo más probable es que haya sido ese mismo descubrimiento, el de los Mayas, el que, con el paso de los años, llevó a los Europeos a estas benditas tierras.

Ya han pasado 520 años desde aquel día. Ya no tiene sentido reflexionar o debatir sobre la cruenta imposición europea o sobre la ingenuidad y crueldad aborigen. Sólo cabe abrazar este reencuentro entre dos mundos que, desde la gran separación continental, han estado separados evolucionando de maneras muy distintas.

El ser humano se ha vuelto a reunir con sus primos americanos. Hubo encontronazos, disputas, abrazos... Festejemos esta unión y brindemos por todo lo juntos podremos hacer.