Cuando somos jóvenes y estamos enamorados creemos que siempre tendremos una vida sexual intensa, divertida... Pero a medida que van pasando los años la excitación, el deseo, el interés, comienza a decaer. No sólo en las mujeres, también en los hombres- ¿Por qué sucede ésto? Si lo amas y se llevan bien, ¿por qué practicamos sexo cada tanto tiempo?

En la vida cotidiana existen una serie de bloqueadores del deseo sexual que evitan que se despierten los cuerpos y puedan conectar a través del sexo. El estrés, la baja autoestima, los prejuicios, la falta de comunicación, la rutina... son sólo algunos de esos bloqueadores.

¿Es posible “desbloquearte y volver a gozar como cuando eras joven? ¡Claro que sí! Si bien no existe una receta mágica, Yoshi Alcalá, del portal IniciativaT.com, te propone una serie de consejos sencillos y prácticos que marcarán una diferencia y los orientarán hacia el amor.

Apuesta por una vida sexual plena. Haz clic aquí.