Hace tiempo que en el extenso mundo de los productos del cuidado para la piel no se habla de otra cosa que de las BB Creams, han causado tal revuelo que las firmas de belleza más famosas ya sacaron su propia versión.

Este tipo de productos prometen hidratar, eliminar las imperfecciones y un sin número de beneficios, pero, ¿Qué son? ¿Funcionan realmente?

BB Creams viene de la palabra en inglés Blemish Base o Blemish Balms y nacieron en Alemania para satisfacer la demanda de las mujeres con pieles sensibles. En Asia también tuvieron mucho éxito al grado de convertirse en una de las cremas más comercializadas. 

¿Qué es?

Es un producto multifuncional para la piel del rostro, que promete hidratar, corregir, reparar, resaltar la luminosidad y proteger de los daños de la exposición al sol, además, a diferencia de las bases de maquillaje y de los hidratantes, la BB Cream presume tener propiedades anti-acné o anti-arrugas, hasta la combinación de prebase y corrector de poros, ojeras o marcas.

La BB Cream viene en un tono universal que se adapta a todo tipo de pieles.

¿Funciona?

Esta crema, gracias a sus múltiples ventajas y excelente cobertura, resulta una alternativa funcional, económica y práctica para las mujeres que no pueden perder más de 10 minutos en su rutina de belleza y quieren lucir bellas aunque no muy producidas en esta temporada de Fiestas.

Si tu piel requiere cuidados específicos, como un tratamiento antiarrugas, no abandones tus productos habituales, combínalos con tu BB cream para maximizar sus efectos. Hay que tener presente que ningún producto es milagroso y puede que esta crema no te aporte otros beneficios más específicos.

Una piel bella es resultado de una serie de cuidados que no solo tienen que ver con usar productos"milagrosos," influye tu alimentación, tu rutina de belleza, tu tipo de piel, etc.

Si buscas que tu cutis deslumbre, acude al consejo de los expertos, La Academia Americana de Dermatología recomienda que primero conozcas tu tipo de piel y partiendo de ahí, te enfoques en buscar productos basados en tus necesidades específicas. La personalización es clave y los dermatólogos pueden ayudar a las mujeres de todas las edades y tipos de piel a seleccionar los productos en función de sus demandas.

Y recuerda que si estas en un tratamiento facial, no las uses sin antes consultar a tu dermatólogo.

 Fuente: Academia Americana de Dermatología