En el marco de la Semana del Maestro, el Centro de Progreso Estadounidense y la Asociación Nacional de Educación dio a conocer que solo el 18% de la plantilla nacional de docentes pertenecen a una minoría.

En el 2012 el censo de maestros en Estados Unidos era de 3.3 millones, donde 82% eran blancos, 8% eran hispanos, 7% eran afroamericanos and 2% asiáticos.

Esto contrasta con los porcentajes respecto a la población estudiantil donde el 50% de los alumnos pertenecen a una minoría.

En lo que respecta la población hispana, estos sobrepasaron a los afroamericanos como el grupo minoritario más numeroso de maestros, lo mismo pasa con los estudiantes, donde hay más hispanos que afroamericanos en el sistema de las escuelas públicas.

Existen un Programa de Intercambio de Maestros México-Estados Unidos que buscan reducir la constante demanda de maestros bilingües que requieren los distritos escolares que atienden a niños de origen mexicano residentes en Estados Unidos, pero estos son solo empleos temporales durante el verano.

Por otro lado el presidente Barack Obama el pasado viernes 2 de mayo ordeno al Departamento de Educación elaborar nuevas reglas para la evaluación de los programas de capacitación para maestros. A decir de la propia Casa Blanca los maestros no están llegando lo suficientemente preparados para las aulas.

El secretario de educación Arne Duncan, agregó que un entrenamiento mediocre trae como resultado “maestros mal preparados, ineficientes y por consecuencia frustrados.”

En el 2013 el National Council on Teacher Quality, analizó 2 mil 420 programas de preparación de maestros de mil 130 instituciones, y encontraron que el 93% de los programas fallaron en asegurar maestros profesionalizados en el trato maestro-alumno.

Así mismo dos de cada tres maestros recién egresados han reportado sentir que su capacitación no les dio las herramientas suficientes para desempeñar su labor.