Si así como lo oyes, ahora el sudor podrá oler a rosas gracias al desarrollo de Swallowable Perfume.

Este invento de la artista Lucy McRae y el biólogo Sheref Mans consiste en una pastilla que "una vez es absorbida, utilizará la piel como un atomizador. Moléculas de fragancia son excretadas por la piel durante la transpiración, emanando un olor único", dice McRae.

Aunque muchos desearíamos tener el producto en nuestras manos, tendremos que esperar ya que aún se están haciendo estudios sobre los posibles efectos secundarios que pudiera tener.

Aquí una probadita...