Con el ajetreo de todos los días y las mil actividades que tenemos que realizar, nos resulta imposible tomarnos unos minutos para darle a nuestro cuerpo la calma que necesita. Nos referimos específicamente a la mente; existen tantos pensamientos, tantas ideas siendo cultivadas, planes rondando por nuestra cabeza, que si no nos detenemos un momento a meditar y a relajarnos, podemos terminar "explotando." Y si no tienes la energía suficiente. ¿Cómo piensas culminar todas tus metas?

Después de todo, no es raro que lleguemos a casa al finalizar la jornada laboral, agotadas, hiper sensibles, a punto de llorar y sin una "pizca" de ganas de convivir con nuestros seres amados.

Hay que aprender a controlar el estrés y llevar a nuestra mente a un estado de serenidad y equilibrio, La Nena te da algunos consejos para que lo logres, sin perder mucho tiempo. Son prácticos tips que puedes encontrar en la nota completa. ¡No te los pierdas!