El otoño está por llegar y junto con él arriban los fuertes vientos, y un descenso en la temperatura y la humedad ambiental. Estas condiciones pueden causar resequedad. Averigua aquí cómo prevenir este problema, para que tu piel se mantenga a prueba de las inclemencias otoñales.

Acorta la ducha

Cuando el clima se siente frío, la tentación de un baño largo y caliente es grande; sin embargo, el portal especializado en cuidado de la piel, Skin Care Physicians, explica que las duchas prolongadas y el agua a temperatura elevada, le roban humedad a la piel; por lo que en esta temporada, recomienda tomar baños de menos de 10 minutos, cálidos más no ardientes.

Jabón, elige el adecuado

Ciertos jabones y geles de baño, que resultan deliciosos durante el verano, pueden no ser tan convenientes en otoño, si tu piel tiende a resecarse. Las fórmulas con aromas, suelen contener alcohol, que no es un ingrediente favorable cuando lo que se busca en combatir la resequedad. WebMD, portal dedicado a la salud, sugiere cambiar de limpiador, y sustituirlo por barras dermatológicas, o limpiadores cremosos, libres de jabón y fragancia, y ricos en humectantes como glicerina y aceites minerales.

Cambia tu humectante ¡y su aplicación!

Si sueles usar fórmulas ligeras, cambiar en otoño a presentaciones más espesas en crema, puede ayudarte a prevenir la resequedad en la piel. Skin Care Physicians menciona que ingredientes como dimeticona y lanolina, contribuyen a evitar la pérdida de humedad. El sitio añade que, la clave para mantener la piel humectada, está en aplicar el hidratante no más de tres minutos después de salir de la regadera y puntualiza que, durante el otoño, las pieles secas pueden requerir más de una aplicación diaria.

Exfoliación, estrategia acertada

Exfoliar la piel una vez por semana, ayudará a liberarla de células muertas para que el humectante penetre mejor. Si tu piel ya se siente seca, elige una fórmula para piel sensible, sin gránulos que pudieran irritarla.

Nutrición aliada

Dale a tu piel los nutrientes que necesita para defenderse de las inclemencias del otoño. El sitio especializado en salud, Every Day Health, menciona que la vitamina A y la biotina, pueden ser buenos aliados. Mientras que el portal de salud MedHelp, puntualiza que los ácidos grasos omega 3 y omega 6, presentes en sardinas, salmón, nueces, almendras y semillas de girasol, entre otros; pueden ser benéficos para la prevención y tratamiento de la piel seca.

Presta atención a:

Las partes expuestas del cuerpo. En otoño, como en el resto del año, es esencial la protección solar de amplio espectro con FPS por lo menos del 30.

Tus labios.
Lleva contigo un bálsamo con protección solar e ingredientes como cera de abeja, aceite de jojoba, manteca de karité o aceite de aguacate.

Fuentes: Skin Care Physicians, WebMD , Every Day Health, MedHelp