El objetivo de los delineadores líquidos es darle profundidad a tu mirada y beneficiar el tamaño de tus ojos, si los tienes pequeños y lo sabes aplicar lograrás un efecto que los agrande o si los tienes muy grandes y quieres disimular,  también puedes echar mano de esta gran herramienta de los estilistas expertos.

Sí empleas correctamente este tipo de delineador obtendrás líneas más precisas en los párpados superiores,  te ayudan mucho cuando quieres lograr un acabado impecable o el “eye cat”. No se difuminan, con ellos puedes crear trazos casi perfectos y muchos son a prueba de agua o de larga duración.

Los delineadores líquidos de brochita requieren cierta experiencia y cuando la tengas, podrás dibujar líneas intensas o finas rápidamente. Mientras que las versiones en marcador son indispensables para las principiantes ya que permiten delinear de prisa sin tantos errores. Te recomendamos usar uno de estos y evitar los siguientes errores:

No te delinees al último momento, tómate el tiempo necesario porque si no eres experta tendrás que practicar varias veces antes de lograr el acabado que deseas.

Evita usar el delineador líquido si antes no has practicado, te recomiendo hacerlo primero sobre papel y luego sobre una lata o superficie curva antes de ponerlo en los ojos. Luego de algunos ensayos obtendrás el resultado deseado.

El delineador líquido se usa únicamente sobre la línea del párpado superior y nunca al interior del borde inferior de los ojos, esto puede causarte infecciones o el "ojo rojo".

Evita marcar tu ojo con una raya dispareja o muy gruesa. Marca con el delineador líquido lo más fino posible, sobre todo si el párpado superior es pequeño (mientras más pequeño, menos grueso  el delineado). Y si tenemos los ojos grandes, habrá que hacer el trazo desde el ángulo interior del ojo y dibujar la línea ligeramente más gruesa en el ángulo externo.

Otro consejo es trazar puntos cerca de la base de las pestañas y luego repasar para formar el delineado.

Ten cuidado con las fórmulas muy aguadas u olores pesados, podrías lastimarte si tienes ojos sensibles.

Si te equivocas al delinear es preferible limpiar todo lo que maquillaste y empezar de nuevo para que no se vea desproporcionado, tratando de marcar un poco más adentro de la línea de las pestañas superiores.

¿Te son útiles estos consejos? Cuéntanos si conoces más estrategias para aplicar este tipo de delineador.