Cuidar nuestra apariencia es importante, no sólo porque es la imagen que proyectamos a los demás, sino por el efecto positivo que tiene en nuestra autoestima. Algunos hombres se preocupan más que otros por su aspecto, pero si la vanidad, es evidente en la personalidad de tu papá, entonces un regalo que le ayude a perfeccionar su imagen ¡le encantara! Te damos algunas sugerencias.

Una limpieza facial

Recurrir de manera periódica a un facial, realizado por un profesional, es una gran estrategia para mantener la piel impecable. Además, deliciosas texturas, aromas y el “apapacho” que envuelve al tratamiento, lo llevan a uno a relajarse y disfrutar del momento; lo que tu papi, sin duda agradecerá. Así que busca un Spa –de preferencia para hombres, o bien alguno en un lujoso hotel- donde realicen el tratamiento, y adquiere un certificado de regalo. De esta forma, él podrá programar la visita cuando su agenda se lo permita.

Un pedicure

Los pies suelen ser una zona olvidada para los hombres, pero con el verano en puerta, sus cuidados son indispensables y, además de sentirse bien por llevar unas uñas perfectamente acicaladas y deshacerse de esas molestas asperezas; tu papá sin duda disfrutará la experiencia gratificante que un pedicure implica. Eso sí, ¡no programes la cita en un salón de belleza! Mejor acude a una barbería de prestigio o a un Spa.

Un masaje relajante

Papá lo merece ¿cierto? Además de relajarse, adorará lo suave y humectada que lucirá su piel, después del tratamiento. Sólo asegúrate de elegir la opción adecuada. Toma en cuenta que a los hombres no les gusta terminar embarrados con texturas aceitosas y pesadas, pero sí disfrutan las delicias de la aromaterapia. Así que, pregunta en el spa, qué tipo de masaje puede realizarse con un aceite de textura muy ligera, y qué aromas son los preferidos de los hombres que acuden al establecimiento.

Un kit de afeitado

El afeitado es para los hombres, lo que el maquillaje para las mujeres: Una actividad básica de cada mañana. Facilítale a papá la vida, con una buena rasuradora eléctrica, de navajas rotatorias y ajustables. ¡Ah! Añade como completo de este regalo, un gel para después del afeitado, con un exquisito aroma e ingredientes calmantes y humectantes.

Una deliciosa fragancia

Una buena fragancia es, para un hombre vanidoso, simplemente indispensable. Para elegir la ideal, lo primero es fijarte cuál es su favorita, de esta forma no elegirás alguna que no sea de su agrado. El paso siguiente es acudir al centro comercial y preguntar a un especialista, qué fragancia puede tener notas similares –pero un aroma diferente– a su preferida. Lúcete comprando una marca de prestigio. TIP: Los hombres maduros tiene cierta preferencia por aromas amaderados y orientales, con toques de frescura. Así que busca notas de pachulí, vetiver, ámbar, bergamota o almizcle, con acentos cítricos, marinos o de lavanda.