Tras el escándalo de violencia doméstica de 2009, muchos no han visto con buenos ojos los encuentros que ha tenido Rihanna con su ex Chris Brown. Y una vez más la cantante causa controversia, esta vez por sus declaraciones a Oprah Winfrey.

"Fuimos a la fiesta de un amigo en común en un yate, es raro porque aún lo amo”, manifestó en la entrevista con Oprah transmitida el domingo y en la que hizo referencia a un encuentro reciente con el también cantante.

“Realmente lo amo y lo importante para mí es que él esté en paz. No estoy en paz si él es infeliz o aún se siente solo. Me preocupo. Me importa que él encuentre la paz", confesó y añadió que pensó que él era el amor de su vida.

Muchos han rumorado que ambos habían retomado su relación, pero la intérprete de “We Found Love” dejó ver que no es así.

"Estoy soltera, pero hemos mantenido una amistad muy cercana desde que quedó sin efecto la orden de restricción. No es fácil", comentó.

La víspera de los premios Grammy de 2009, el intérprete de “International Love” golpeó a su entonces novia Rihanna, por lo que se declaró culpable del cargo de agresión. Fue sentenciado a cinco años de libertad condicional y seis meses de trabajo comunitario y pesaba contra él una orden de restricción.