Dania Londoño Suárez, la colombiana que destapó el escándalo de prostitución que puso en el ojo del huracán a los escoltas del presidente Barack Obama, ya está aquí para contar lo que hasta ahora no había dicho. Y lo hace por medio de su libro “La chica de Cartagena. La mujer que puso en jaque al Servicio Secreto de los Estados Unidos”.

Después de pasar una noche con un agente encubierto de los Estados Unidos durante la Cumbre de las Américas en Cartagena, y de que éste se negara a pagarle por sus servicios, la vida de Londoño Suárez cambió para siempre.

“...como prostituta o sea como sea, moví al Servicio Secreto, puse a hablar de mí al director de la CIA, al Presidente de Estados Unidos. Y eso a mí me satisfacía...”, revela en estas memorias construidas a base de intrigas, como no podría ser de otra manera.

En el libro, no solo relata qué pasó aquella noche en el Hotel Caribe, sino también cuál es su verdadero pasado y por qué la necesidad o la ambición terminaron por llevarla a un mundo oscuro de dinero, armas, drogas y sexo.

Las páginas, redactadas con el apoyo del escritor Angel Becassino, son una especie de ventana por la que ver el interior de quien alquila su cuerpo por dinero y que no está exenta de sentir miedo.

“... prefiero estar aquí que corriendo peligro afuera, porque la gente es mala, y como dicen que dañé la imagen de Colombia y de Cartagena, muchos piensan que alguien debe castigarme por eso”, escribe en torno a los episodios de aquel mes de abril de 2012 y que le costaron el trabajo a nueve agentes del servicio secreto estadounidense. 

Dania Londoño Suárez sabe que hoy día hay gente que le tiene rabia, "rabia por haberme atrevido a reclamar lo mío".

El sello Prisa Ediciones ha puesto en línea a disposición de los lectores las primeras páginas de “La chica de Cartagena” que puedes ver aquí.