Eduardo tenía un armonioso matrimonio de tres años con Erika hasta que llegó a vivir con ellos el "asesino" de sus padres.

El padre de Erika, conduciendo alcoholizado y drogado, fue el causante de la muerte de los padres de Eduardo cuando él era apenas un niño de 8 años.

Las casualidades de la vida los llevaron a ser pareja. Ahora la premisa es el perdón, pero el dilema es descubrir quién es realmente Pedro, el suegro asesino.

 

   DEMANDANTE: "NO VIVIRÉ CON UN ASESINO" (MIRA EL VIDEO)

   DEMANDADA: "ES SANGRE DE MI SANGRE" (MIRA EL VIDEO)
 
   DICTAMEN DE LA DOCTORA POLO: (MIRA EL VIDEO)
 
 
Gracias por consultar este "caso cerrado" de la doctora Polo. ¿Qué opinas del fallo final? Coméntalo a continuación de estas líneas. Comparte tu opinión con el resto de las personas que son de tu misma ciudad, de tu misma comunidad.
 
Consulta más casos cerrados