RÍO DE JANEIRO- La cantante estadounidense Beyoncé ofreció un espectáculo arrollador, lleno de sensualidad y energía, en la primera noche de la nueva edición brasileña del festival Rock in Rio.

Beyoncé se sirvió de un gran despliegue visual, con un ejército de bailarines, vídeos musicales y juegos de luces, que unidos a su poderosa voz, deleitó a los cerca de 85,000 personas que se congregaron en la Ciudad del Rock de Río de Janeiro.

La diva también lució de su vestuario: cambió de ropa ocho veces para acompañar a sus temas más populares, desde el vestido de perlas con el que comenzó el concierto, con el tema "Who run the world", hasta una simple camiseta blanca con pantalones cortos vaqueros, con la que concluyó la presentación.

No faltó ninguno de los temas más exitosos de la cantante, como "If you were a boy", cantada a coro por gran parte del público, o "Naughty girl".

Beyoncé dejó para el tramo final sus éxitos más animados como "Crazy in Love" o "Single Ladies" y dedicó un tributo a Whitney Houston, al enlazar "I'll always love you" con su "Halo".

También homenajeó a los brasileños al cantar brevemente un tema de moda local llamado "O passinho do volante", compuesto por Mc Federado, un joven de una favela carioca, con el que terminó la noche.