Una ola de calor se caracteriza por un período prolongado de calor extremo, por lo general combinado con humedad excesiva. Representa un gran peligro para la salud y hasta puede causar muertes por hipotermia.

Aquí te presentamos 10 consejos prácticos para combatir los riesgos de las altas temperaturas. Y no olvides mantenerte al tanto de la evolución del clima a través de las noticias y otros medios de comunicación.
 
1. Bebe bastante agua y escoge alimentos ricos en agua y sales minerales, como las frutas y las hortalizas. Evita el alcohol y la cafeína.

2. Evita los cambios de temperatura abruptos y los esfuerzos físicos innecesarios. Planifica tus actividades -como deportes y ejercicios- en las primeras horas de la mañana o al atardecer cuando las temperaturas son más bajas.

3. Si tiene que salir o trabajar durante el día:

  • Permanece en la sombra lo más posible.
  • Cúbrete la cabeza con un sombrero o gorra y viste con ropa ligera como algodón y de colores claros.

4. No olvides aplicarte protección solar al menos 30 minutos antes de salir.

5. Cuida de aquellos más vulnerables, como los ancianos y enfermos cercanos a ti. Los niños pequeños y personas con sobrepeso también tienen mayor probabilidad de ser víctimas del calor extremo y tal vez necesiten ayuda.
 
6. No dejes a los niños, personas mayores ni mascotas en el interior de un vehículo cerrado.

7. Cierra las persianas y cortinas en las ventanas de tu hogar expuestas al sol.

8. Refresca el ambiente con ventilador o aire acondicionado.

9. Si no tienes aire acondicionado, ve a lugares públicos como bibliotecas, librerías, cines y centros comerciales donde puedas mantenerte refrescado durante los momentos más calurosos del día.

10. En caso de emergencia, llama al 9-1-1