BARCELONA, España- La agresión se produjo tras finalizar el partido entre el Lloreda y el Ecua Calella, cuando un jugador de este último equipo, que había sido expulsado por el árbitro, saltó al campo y propinó una patada a un rival por la espalda.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron a un jugador del equipo de fútbol Ecua Calella (Barcelona) por agredir brutalmente por la espalda a otro del equipo de veteranos del Lloreda de Badalona (Barcelona), que está ingresado en un hospital y podría quedar parapléjico.

El agredido alertó tras el golpe de que no tenía sensibilidad en las piernas, por lo que se le trasladó en una ambulancia al Hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti) de Badalona, donde fue operado de una lesión medular.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron al jugador del equipo de veteranos del Ecua Calella, que es un hombre español de origen sudamericano sin antecedentes penales.
El partido de fútbol entre ambos equipos se desarrolló en un ambiente de gran tensión y, tras el final, se alcanzó su punto máximo con la agresión, por lo que los Mossos tuvieron que escoltar la salida del equipo de Calella del campo de Badalona, operativo en el que también intervino la policía local.

El entrenador de los veteranos que juegan en el Lloreda, Luis Aguilera, ha asegurado en declaraciones a EFE TV, que el equipo Ecua Calella es conocido por su agresividad en el juego.

Además, ha añadido, ya habían sido denunciados por otros altercados en otros campos de fútbol.