LONDRES.- El cubano Roniel Iglesias le dio el sábado a Cuba su primer oro en el boxeo olímpico desde 2004 al coronarse en la categoría ligero-welter con un triunfo sobre el ucraniano Denys Berinchyk.

Iglesias se impuso 22-15 sobre el subcampeón mundial amateur y embolsó el cuarto oro de Cuba en los Juegos de Londres, y primero en boxeo. El país caribeño vio así cumplido el objetivo de volver a subir a lo más alto del podio tras quedarse sin preseas de oro en boxeo en los pasados Juegos de Beijing, algo que no le ocurría desde Munich 1972.

Iglesias se llevó el primer asalto por 5-4 con una estrategia paciente y conservadora, y se mantuvo en control de la situación en el segundo con golpes a la contra, hasta distanciarse por 11-9. En el tercer round, Berinchyk intentó atacar, pero Iglesias nunca bajó la guardia para escapar con la victoria.

Con el oro, el púgil de Pinar del Río mejoró su posición de su última cita olímpica, donde debió conformarse con el bronce.

La delegación isleña puede añadir otro oro a su botín si el domingo gana Robeisy Ramírez al mongol Tugstsogt Nyambayar en la final de peso mosca.