LONDRES - Los Juegos Olímpicos de "Londres 2012" se desarrollan en su mayoría en los estadios y arenas construidas para el evento, así como también en diferentes lugares alrededor de la ciudad que han sido adaptados para las competencias. Sin embargo, en el caso del fútbol, por ejemplo, varios partidos se llevan a cabo en ciudades ubicadas a varias horas de Londres tales como Cardiff, Manchester, Coventry, entre otras.

Una de las encargadas de recibir a los fanáticos del deporte más popular del mundo es Glasgow, la ciudad más grande de Escocia y la tercera más poblada del Reino Unido detrás de Londres y Birmingham. Sus habitantes son grandes fanáticos del deporte, principalmente del fútbol.

Debido a su gran distancia de Londres, Glasgow es quizá la ciudad a la que más ha costado llegar durante estos Juegos Olímpicos. Y es que si bien se dice que un verdadero hincha acompaña a su equipo hasta el fin del mundo, los altos costos del viaje han imposibilitado a más de uno a apoyar en vivo a su equipo. Los boletos tanto aéreos como terrestres bordean las 200 libras esterlinas, alrededor de 310 dólares. "Yo he viajado por la mitad de lo que cuesta ahora" comentaba David, venezolano que reside hace dos años en la ciudad de Londres.

Ajenos a las dificultades que enfrentan varios turistas para asistir a las competiciones en su ciudad, los residentes de Glasgow reciben a los visitantes como verdaderos invitados especiales. Desde darte detalladas direcciones para llegar a un lugar, hasta aconsejarte la mejor manera de pedir un popular trago escocés en un bar, los residentes de Glasgow se muestran como personas naturalmente cordiales y amigables.

El centro de la ciudad cuenta con varios edificios históricos, bares y restaurantes y es el sitio popular para los turistas. Conscientes de la cultura alegre latina, los trabajadores de un pub sugerían a un grupo de turistas sudamericanos, visitar un conocido bar brasilero de la ciudad, donde el ambiente de fiesta es constante con músicos en vivo y bailarines.

Sin ser la sede más publicitada de estos juegos olímpicos, Glasgow ha cumplido de manera sobresaliente con el trabajo designado. En el estadio, en las calles, los fanáticos comparten con los locales y lucen contentos. Tal es el caso de Jairo y Tatiana, colombianos que viajaron desde Medellín para apoyar a su selección y que confiesan que no imaginaron que en Escocia, alejados de la acción olímpica de Londres, serían tan bien recibidos.