LeBron James alcanzó su hito más reciente, y lo hizo con estilo.

 El astro logró su puntaje más alto de la temporada naciente, con 35 unidades, mientras Dwyane Wade anotó 20 en el triunfo del Miami Heat por 104-95 sobre los Raptors de Toronto el martes, en lo que fue su primera victoria como visitantes en tres encuentros disputados.
 
Ray Allen anotó 14 puntos para Miami, que había perdido con Filadelfia el 30 de octubre y ante Brooklyn por 101-100 el 1 de noviembre.
 
Por los Raptors, el base Demar DeRozan logró 21 puntos, al acertar ocho tiros de campo en 15 intentos, mientras el pivote lituano Jonas Valanciunas tuvo 18 puntos y seis rebotes en 27 minutos.
 
James también tuvo ocho rebotes, su cantidad más alta de la campaña y ocho asistencias en un partido en que Miami anotó más de 100 puntos por quinta ocasión consecutiva, con lo que se extiende un récord del equipo al inicio de la temporada.
 
Con una clavada cuando habían transcurrido 2.31 minutos del primer periodo, James se convirtió en el quinto jugador de la NBA en anotar 10 puntos o más en 500 partidos en forma consecutiva.
 
"Cuando veo una estadística como ésa, digo `¡guau!', porque conozco la historia de este deporte. Conozco a los jugadores que allanaron el camino para mí y para mis compañeros", dijo James. "Estar en una clase tan grandiosa como esa me provoca un sentimiento asombroso".
 
James ha ganado cuatro veces el premio al Jugador Más Valioso de la liga y se unió a un club exclusivo que integran Kareem Abdul-Jabbar (con rachas de 787 y 508 juegos), Michael Jordan (866), Karl Malone (575) y Moses Malone (526).
 
"¡Vaya compañía!", exclamó su compañero Shane Battier.