BERLIN - La Federación Alemana de Fútbol defendió a los integrantes de la selección campeona del Mundial de Brasil ante las críticas por el baile en el que se mofaban de sus rivales argentinos que realizaron en la celebración de su victoria.

Durante la estruendosa celebración de la victoria en Berlín, seis jugadores se abrazaron y caminaron semiagachados y con la cabeza inclinada mientras cantaban "así caminan los gauchos" para luego erguirse y saltar mientras gritaban "así caminan los alemanes".

El periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung señaló que ese acto afectó la imagen de Alemania como un país tolerante y en el país la frase (hash)gauchogate se convirtió el miércoles en una de las más usadas en la red social Twitter.

El presidente de la Federación, Wolfgang Niersbach, dijo que los jugadores hicieron la rutina de manera espontánea y no trataban de burlarse de nadie.

Niersbach dijo que escribirá al presidente de la federación argentina, Julio Grondona, para asegurarle que "ese acto de ninguna manera fue irrespetuoso".

En Argentina, el volante del seleccionado albiceleste Javier Mascherano le restó importancia a la polémica. "Son cargadas (bromas) lógicas, no hay que tomarlo como nada personal".

Mascherano, uno de los puntos más altos de Argentina durante la Copa del Mundo, indicó en declaraciones a la prensa que los jugadores alemanes "están festejando, son campeones del mundo. Si nosotros lo hubiéramos sido, todavía estaríamos festejando".