El wide receiver de los Bears de Chicago, Brandon Marshall dice que ha escuchado relatos de jugadores que consumen Viagra con el objetivo de mejorar su desempeño deportivo.

Marshall hizo el comentario el miércoles, cuando se le preguntó acerca de un número creciente de suspensiones vinculadas con las anfetaminas, incluida la droga Adderall, usada para tratar el desorden de hiperactividad por déficit de atención.

El receptor respondió que no sabía mucho sobre el consumo del Adderall, pero luego mencionó el Viagra, usado para tratar la impotencia sexual, y dijo que algunos jugadores considerarían este medicamento como una forma para energizarse en los partidos.

"Conozco a los jugadores. Ésta es una liga muy competitiva, y los chicos intentarán cualquier cosa para obtener una ventaja", explicó. "He oído de gente que usa Viagra, en serio, por el asunto de la sangre, que supuestamente se adelgaza".

"No lo sé, es algo loco. Dan un poco de miedo algunos de estos químicos que hay en estas medicinas, así que hay que tener cuidado", añadió.

Marshall aclaró que él no toma medicamentos "de ningún tipo", y destacó que la política de la NFL es estricta contra el consumo de drogas indebidas.

"Cuando tomas cualquier medicina que no requiere receta para venderse, si no solicitas la aprobación de la gente del equipo, te puedes meter en un lío", dijo.

El vocero de la NFL, Greg Aiello, dijo que el Viagra no es una sustancia prohibida, y se negó a emitir más declaraciones.

Desde el comienzo de la campaña anterior, más de 10 jugadores suspendidos por dar positivo en las pruebas antidopaje han atribuido el resultado al consumo del Adderall, un estimulante que, según los expertos, podría dar ventajas a un deportista al mejorar la concentración y posiblemente la agresividad.

Pero, ¿un medicamento contra la impotencia? El coordinador ofensivo de los Bears, Mike Tice, pareció sorprendido por el comentario de Marshall.

"¿Viagra?", preguntó. "Nunca he oído eso. Él lo está inventando. Deben estar bromeando".