Paul Oliver, de 29 años y exjugador de los "Chargers" de San Diego, se suicidó en su casa en Atlanta, según fuentes del condado Cobb.

Oliver fue encontrado la noche del martes con una herida de bala, en su hogar en Marietta, unas 20 millas al noroeste de Atlanta. Las autoridades no especificaron en qué parte de su cuerpo fue la herida mortal.

Oliver jugó cuatro temporadas con los Cargadores, y el 2010 fue su mejor año, pues fue titular en ocho partidos.