Mientras la familia de Aarón Hernandez lo defiende, un hombre dijo que el jugador le admitió haber disparado a Odin Lloyd.

El ex jugador de los Patriots enfrenta un cargo de asesinato en primer grado por la muerte de Lloyd, quien fue encontrado muerto no muy lejos de la casa de Hernández el pasado 17 de junio.

Su primo Randy García dijo en entrevista con "Al Rojo Vivo" que la familia está devastada y que los medios están lo están "poniendo por el piso", describiéndolo como un pandillero y asesino, pero que él no es así.

Por el caso hay otros dos detenidos: Ernest Wallace y Carlos Ortiz. Este último le dijo a la Policía que Wallace dijo que Aaron Hernández le había admitido haber disparado a Lloyd.